Escudo Oficial de Bahía Blanca

bahia1bis.jpg (221932 bytes)


SIGNIFICACION HERALDICA

Coronado con un sol naciente y una escarapela rubricando el pie del Escudo, tomados ambos del blasonado que integra los emblemas de la Nación Argentina y Provincia de Buenos Aires, reafírmase en esos detalles el linaje exclusivamente argentino de la ciudad de Bahía Blanca.
Un ancla romana configura la tradición portuaria de la ciudad, cuyas aguas, mansas y profundas, brindan el acogedor refugio de su bahía a todas la naciones, atesorando, a su vez, la base naval de nuestra gloriosa marina de guerra, celosa guardiana, de todo el litoral marítimo de nuestra patria.
Una cruz cristiana, integrada dentro del cuerpo del ancla, simboliza la fe en Dios y el sagrado sacrificio de Cristo, representando la condición católica de Bahía Blanca, bajo cuyo amparo surgió la ciudad y cuya protección proyéctase a través del tiempo hacia la grandeza sin límites que el destino le tiene reservado.
La entrada al mar, con sus playas blancas, simboliza el troponímico que aparece en algunas cartas marinas inspiradas en referencias del piloto y cosmógrafo Pigafetta, de la Armada de Magallanes que, conjuntamente con el Capitán don Luis de Mendoza, comandante de la "Victoria", que fuera la primera embarcación del mundo que navegara por las aguas de su estuario, reconoció la bahía desde "la punta de las Arenas" (Punta Alta) hasta la desembocadura de arroyo Sauce Chico, el 12 y 13 de febrero de 1520, dándole la denominación de "baxos de arenas blancas", hasta adquirir siglos más tarde, después de 1760, la actual de "Bahía Blanca". Esa denominación, a partir de esa última fecha, se hizo extensiva al territorio que los conquistadores españoles llamaron "País de los Indios Serranos", comprendido entre las Sierras de la Ventana y el mar y desde el río Sauce Grande hasta parte del curso del Río Colorado, por lo cual el escudo registra estos antecedentes históricos incluyendo una extensa llanura y un grupo de sierras representativas de las que los indígenas denominaban "Casuhati".
El origen militar de la ciudad está representado por un fuerte torreado, sobre el cual flamea la enseña patria, simbólica configuración de la desaparecida Fortaleza "Protectora Argentina", núcleo inicial de la ciudad fundada el 11 de Abril de 1828 cuya guarnición integraron los gloriosos Regimientos de Blandengues y Dragones de la Nueva Frontera, que muchas veces hubieron de batir heroicamente las salvajes arremetidas de los aborígenes junto a los muros del recinto fortificado. Sea este el homenaje de la ciudad a los centenares de oficiales y soldados anónimos de nuestro glorioso ejército, que dieron generosamente su vida por defenderla y cooperaron brillantemente en las campañas al Desierto.
Se han significado las características tradicionales e históricas representadas en las figuras que integran el blasonado del Escudo. En sus colores, en cambio es donde destácase contenido espiritual.
El primer deber de todo ciudadano para con su patria, el de amarla y defenderla a costa del tributo de la propia vida, está simbolizando en el color amarillo "oro" que predomina cerrando el campo del escudo.
El "celeste claro" es representativo del imperioso deber de asegurar la paz y procurar el bienestar del pueblo.
Proteger la fe y esperanza del trabajador de la tierra, verdadero forjador de la prosperidad y riqueza de nuestra gran ciudad, está representado por el "verde" o "sinople".
"Azul" o "Azur", es el significativo del deber que tienen los bahienses de velar por la seguridad de sus hogares y el de estar prontos a la defensa de su ciudad.
Proteger y amparar al desgraciado, sagrado precepto de la solidaridad humana simbolizando el "blanco" o "plata" y asimismo, el "rojo " o "gules", lo es del deber de defender a los oprimidos, contra las injusticias, en tanto que el "negro" o "sable" lo es en el sentido de ayudar a los artistas y propender al desarrollo de las ciencias y demás manifestaciones del saber.